¿En qué debo pensar antes de la operación?

El niño puede comer hasta seis horas antes de la operación. Dentro de las seis horas antes de la operación el niño puede beber líquidos claros hasta dos horas antes de la operación y durante las dos horas anteriores a la operación no debe comer ni beber nada. Líquidos claros son el agua y zumos/jugos de fruta sin pulpa. Las bebidas no deben contener grasas, ni leche, leche en polvo, gachas ni pábulo.

Desde unos 14 días antes de la operación el niño no debe tomar analgésicos ni antipiréticos que contengan ácido acetilsalicílico (como Aspirinas, Magnecyl, Bamyl o Treo), Ibuprofeno (como Ipren) ni Trombyl. Estas medicinas pueden acrecentar el riesgo de hemorragias durante la operación. Si necesita analgésicos, debe tomar paracetamol (como Alvedon, Panodil o Curadon).

La noche antes o la mañana del día de la operación el niño debe tomar una ducha y lavarse el pelo. El día de la operación no se debe utilizar maquillaje, perfume ni esmalte de uñas. El día de la operación se debe quitar lo que pueda haber en la boca y todas las joyas y alhajas, por ejemplo aparatos de ortodoncia que no estén fijos, piercings, pendientes, anillos, pulseras, collares, reloj pulsera y lentes de contacto.