Qué me debo esperar después de la operación?

La garganta duele, es importante seguir las indicaciones médicas y tomar analgésicos. Es normal que el dolor aumente unos 4 a 7 días después de la operación y que disminuya después. Esto es más frecuente cuando se extirpan completamente las amígdalas (amigdalectomía).

Normalmente el dolor es menor si sólo te han extirpado parte de las amígdalas. Con frecuencia el dolor es peor por la mañana, entre otras cosas debido a que han pasado varias horas desde el último analgésico. Durante la noche a veces ayuda dormir con una almohada más alta de lo normal. Esto reduce la hinchazón de las mucosas en el área de la operación y puede ayudar a aliviar el dolor.

Es posible que experimentes molestias en la lengua los primeros días después de la cirugía. Esto se debe a que la lengua ha sido presionada con un instrumento especial durante la cirugía (para facilitar el acceso a las amígdalas). Las molestias se alivian moviendo la lengua, por lo que es bueno comer y beber. Los oídos pueden doler sin que haya una infección de oído. El dolor de oídos se alivia con los analgésicos que se toman para la garganta, pero masticar chicle también puede ayudar. Algunas personas experimentan una pérdida de gusto durante algún tiempo después de la cirugía, aunque se recupera tras unos días.

Alivio del dolor

Es importante que tomes analgésicos después de la operación. Para que surtan un efecto óptimo hay que tomarlos a intervalos regulares. Planifica las comidas y toma los analgésicos entre 30 y 60 minutos antes de comer, el efecto analgésico es entonces máximo. Como analgésico básico debes tomar paracetamol (por ejemplo Alvedon, Panodil, Curadon) las otras medicinas suplementarias las receta el médico. Planifica y prepárate con tiempo, compra los analgésicos para tener cuando vuelvas a casa después de la operación. Puedes comprar paracetamol sin receta médica en las farmacias y en la mayoría de los supermercados.

Náuseas y vómitos

Es común sentir náuseas y vomitar durante la primera noche después de la operación. Con frecuencia hay restos de sangre en el vómito (se ve oscura) dado que un poco de sangre generalmente pasa al estómago durante la operación. Las náuseas y vómitos generalmente desaparecen un día después de la operación.

Alimentos y bebidas

Es importante que comiences a comer y beber normalmente. La garganta seca aumenta la sensación de dolor. Bebe mucho líquido (preferiblemente no caliente), evita los zumos ácidos que generalmente escuecen. El chicle estimula la producción de saliva y alivia el dolor al mismo tiempo que te ayuda a refrescar la boca. El mismo día de la operación ya puedes beber líquidos y comer alimentos suaves pero durante los primeros días es recomendable no beber líquidos calientes ni comer alimentos que puedan raspar la garganta (por ejemplo pan con costra y manzanas duras). Evita el alcohol y alimentos muy condimentados.

Seguimiento

La mayoría de los hospitales no tienen un protocolo de seguimiento después de la operación. En caso de sentir complicaciones, consulta la sección Importante. No obstante, todas las operaciones que se hacen en Suecia son controladas por el Swedish Tonsil Surgery Register. Puedes leer más en la sección En profundidad. El Registro de Calidad nos ayuda a mejorar el servicio médico.

Recibirás dos cuestionarios, el primero a los de 30 días y el segundo a los 6 meses después de la operación. El cuestionario recibido a los 30 días de la operación nos permite saber si has tenido complicaciones después de la operación. El segundo cuestionario, recibido a los 6 meses de la operación, contiene algunas preguntas sobre posibles molestias que puedas sentir después de la operación, las cuales también nos interesan.

Es muy importante que contestes los cuestionarios, incluso si no has sentido molestias. Es importante que respondas a ambos cuestionarios.