Preguntas comunes sobre la cirugía de amígdalas

Las amígdalas son una parte del sistema inmunológico. Están localizadas a ambos lados de la garganta y están formadas por tejido linfático. No hay pruebas de que la cirugía de amígdalas en el futuro acreciente el riesgo de infecciones en las vías respiratorias inferiores.

¿Cómo se realiza la operación?

La cirugía de amígdalas es una operación rápida que se hace bajo anestesia. La operación consiste en extirpar las amígdalas y sacarlas por la boca.

La operación se puede hacer de dos maneras diferentes: Se extirpa toda la amígdala que es lo más común cuando las infecciones de garganta se repiten o solamente las partes protuberantes que bloquean las vías respiratorias. El otorrinolaringólogo que opera, decide qué operación es la más apropiada en tu caso. La decisión depende del problema que te causen las amígdalas. Generalmente se pierde muy poca sangre, pero si se produjese una hemorragia se detiene inmediatamente durante la operación

¿Cuál es el siguiente paso?

Si aún no se te ha dado una fecha para la operación, al mismo tiempo que recibes esta información se te notificará la fecha por correo, por teléfono o por correo electrónico.

¿En qué debo pensar antes de la operación?

14 días antes de la operación no debes tomar analgésicos ni antipiréticos que contengan ácido acetilsalicílico (como Aspirinas, Magnecyl, Bamyl o Treo), Ibuprofeno (como Ipren) ni Trombyl. Estas medicinas pueden acrecentar el riesgo de hemorragias durante la operación. Si tienes dudas sobre las medicinas que tomas, debes preguntar a tu médico. Si necesita analgésicos, debes tomar paracetamol (como Alvedon, Panodil).

Puedes comer hasta seis horas antes de la operación. Dentro de las seis horas antes de la operación puedes beber líquidos claros hasta dos horas antes de la operación y durante las dos horas anteriores a la operación no debes comer ni beber. Líquidos claros son el agua, té, café y zumos/líquidos de fruta sin pulpa. Las bebidas no deben contener grasas, leche ni leche en polvo. Durante las dos horas anteriores a la anestesia no debes mascar chicles ni consumir ninguna forma de tabaco.

Toma una ducha y lávate el cabello la noche anterior o el mismo día de la operación a la mañana. El día de la operación no se debe utilizar maquillaje, perfume ni esmalte de uñas. El día de la operación quítate todas las alhajas y piercings, aros, pulseras, collares y reloj pulsera y lo que puedas tener en la boca como aparatos odontológicos piercings y aros. Todos los objetos extraños en el cuerpo pueden tener bacterias o virus que pueden causar problemas al ser operado. ¡No debes correr riesgos innecesarios! (Todo el personal que participa en la operación también se quita las joyas y relojes).

¿Qué debes hacer si te enfermas los días antes de la operación?

Si te enfermas, por ejemplo si tienes dolor de garganta o si te resfrías, debes llamar por teléfono al número indicado en la notificación que recibiste con la fecha de operación. Puede ser necesario posponer la operación.

¿Se corren riesgos con la operación?

  • Las operaciones y el uso de anestesia siempre conllevan riesgos, pero en este caso son menores y se toman todos los cuidados para que la operación sea lo más segura posible.
  • Lamentablemente, un número pequeño de pacientes tiene hemorragia después de la operación de amígdalas. La hemorragia generalmente se para sola. Algunas veces, el paciente debe ser operado nuevamente para detener la hemorragia bajo anestesia.
  • La garganta nunca debe perder sangre una vez que uno ha vuelto a su casa. Si sientes que pierdes sangre, debes tomar contacto con el hospital inmediatamente.
  • En el lugar donde estaban las amígdalas quedan heridas, sobre esas heridas se forma una capa blancogrisácea, es una membrana equivalente a la costra de las heridas en la piel y una señal de que la herida está cicatrizando. Estas capas pueden tener mal olor y producir mal aliento. Esta capa comienza a desaparecer después de unos 7 a 10 días. Existe riesgo de hemorragia hasta que las heridas estén completamente cicatrizadas, esto puede llevar hasta tres semanas.
  • Puede ser que tengas un poco de fiebre el primer día, esto es normal. Si te sientes afiebrado, debes tomar contacto con el hospital.
  • Si los analgésicos no son suficientes y tienes dificultad para beber suficiente, deber tomar contacto con el hospital.